martes, 4 de junio de 2013

Aluche (Madrid) - Cuenca

Una ruta que cuando regresé al mundo del ciclismo hace 3 años siempre estuvo en mi pensamiento, aunque la verdad no con la intención de recorrerla sobre la flaca, pues primero y como bien sabéis regresé al mundo de las ruedas gordas y por lo tanto la idea inicial transcurría lógicamente por otros derroteros (pistas, caminos...) incluso pensaba en partirla en dos jornadas consecutivas, pero hace menos de un año llegó mi primera flaca y con ella esta hermosa ruta y reto de un día.

Algunas de las salidas de este 2013 fueron planificadas con la intención de rodar aprovechando a su vez estas para conocer los diversos tramos y ver de primera mano la ciclabilidad de alguno de ellos, por ejemplo Vía Verdes del Tajuña y del Tren de los 40 Días.

En cambio en esta parte final de lo que va de año la idea fue seguir acumulando kilómetros en las piernas, pero aumentando el desnivel en las rutas. La verdad que no ha habido muchas de este último perfil, pero no podía posponer más esta ruta pues llega el verano y entre días de calor, vacaciones y otros compromisos... se complica la cosa.
[08:04] Aluche (km. 0). Llegó mi gran día. Toca madrugar, pero sarna con gusto no pica, o bueno, un poco sí ¿verdad? La noche anterior dejé todo preparado, pero aún así tras desayunar y mientras lo dejaba asentar, dí un último repaso a la lista de viaje: 2 bidonescomida (4 geles y 2 plátanos), herramientas en la mochilita de la bici (1 cámara, cajita de parches, desmontables, tronchacadenas, eslabón rápido y juego de llaves allen), bombadinero, DNI, móvilGPS (pilas de repuesto). La cámara de fotos decidí dejarla en casa pues los bolsillos del maillot iban cargaditos y en caso de ver algo realmente curioso podría recurrir a la cámara del móvil como por ejemplo esta primera foto de la salida de casa:
MMR Miracle
Dí por iniciada la etapa desde la estación de metro y tren de cercanías de Aluche. Con los primeros rayos de sol recorro también los primeros kilómetros por el sur de la capital circulando primero por el Anillo Ciclista de Madrid para a continuación callejear un rato y buscar así la salida por la M-301 en dirección a San Martín de la Vega.

Decido NO abandonar la carretera en lugar de ir por el carril bici que pasa por Perales del Río. Recuerdo el paso cercano a las chabolas con bastante suciedad y poco atractivo.
Altimetría Alto Marañosa
www.tresplatos.com
Alto de La Marañosa (por Perales del Río)



Finalmente acabo enlazando con el carril bici que va a San Martín de la Vega escasos metros antes del paso sobre el Arroyo Culebro y el cual marca el inicio del Alto de la Marañosa, una primera tachuela en nuestro camino de 3,2 kilómetros al 2,3% de pendiente media. Me recuerda mucho al Garabitas de la CdC, pero no es momento para afrontarla a pleno rendimiento y prefiero ser prudente reservando fuerzas para más adelante.



www.tresplatos.com
Alto de Valgrande (por San Martín de la Vega)



[09:05] San Martín de la Vega (km. 29,1). Sin llegar a entrar a dicha localidad y a la altura de su abandonada estación de cercanías tomo un par de rotondas hacia la izquierda en dirección a Arganda/Morata de Tajuña. Aprovecho esta zona para empezar a alimentarme.

Apenas tres kilómetros después da comienzo la segunda tachuela del día, la ascensión al Alto de Valgrande, una ascensión más durilla que la anterior, 3,8 kms al 4,4% de pendiente media, superando un desnivel de 166 metros.

[09:35] Morata de Tajuña (km. 41,7)Hasta aquí el primer tramo conocido gracias a la ruta Aluche - Chinchón - Aluche. Mi objetivo a partir de entonces era enganchar con la Vía Verde del Tajuña y poder recorrer así este segundo tramo más tranquilamente y apartado del tráfico.
Mapa Vías Verdes del Tajuña & del Tren de los 40 Días
[09:55] Perales de Tajuña (km. 50). En esta ocasión evité dar el pequeño rodeo que propone la vía verde para alejarse del asfalto y me encaminé directamente por la carretera hacia el viaducto de la A-3 donde regresaría de nuevo al recorrido de la Vía Verde del Tajuña.
Vía Verde del Tren de los 40 Días
Mapa Vía Verde del Tren de los 40 Días
[10:23] Carabaña (km. 61,6). Lo primero recordar el mal estado de los 200 metros previos a este pueblo justo hasta llegar al cruce o puente sobre el río Tajuña que da acceso a esta localidad, aunque no se llega a entrar.

Unos 600 metros después de este punto dejo la Vía Verde del Tajuña y continúo desviándome ligeramente hacia la derecha por la Vía Verde del Tren de los 40 días. Destacar su primera rampa, 7% durante 200 metros, para luego suavizar bastante y convertirse en una mera tachuela, la tercera del día, 8 kilómetros al 1,8%. El nuevo descenso de esta tachuela vuelve a permitirme el alimentarme.
Vía Verde del Tren de los 40 Días
Vía Verde del Tren de los 40 Días
[10:59] Estremera (km. 76,4). Llegado a este punto, reviso los datos del GPS y la verdad que me llevo una alegría, poco menos de 3 horas y por encima de los 75 kms, me noto pletórico, aunque me iba a durar poco.

Bien, hasta aquí el segundo tramo también conocido gracias a esta otra ruta: Vía Verde del Tajuña y Tren de los 40 Días. Momento en el que empezaba el tramo absolutamente desconocido para mí.

Tras salir de Estremera un pequeño tramo de mera transicción donde aprovecho a llevarme algo más a la boca hasta llegar al puente que atraviesa al Río Tajo, punto desde donde comienza una de las dos ascensiones durillas de la etapa y motivo por el que decidí 'reservarme' en las primeras horas, de hecho está casi más cerca de ser considerado como un único puerto por mi parte frente a una sucesión de tachuelas, pues no hay descensos prolongados, sí algún que otro pequeño descansillo, pero acabamos pasando de 571 metros a 1091 metros de altitud, Alto de Trasierra, lo que le otorgaría una longitud de aproximadamente 26 kilómetros y una pendiente media del 2%.

[11:56] Illana (km. 95,9). La primera parte de este puerto nos lleva desde el puente sobre el Tajo hasta esta pequeña localidad de Guadalajara a cuyo paso tendremos un breve descanso de 600 metros llanos.

A su salida comienza una nueva tachuela, Subida al Camino del Resquicio, nombre otorgado por la gente de www.tresplatos.com. Se trata de una ascensión de 6 kilómetros al 4% de pendiente media.
www.tresplatos.com
Subida al Camino del Resquicio (por Illana)
[12:27] Saceda Trasierra (km. 104,7). Un nuevo tramo de ascenso que se me hizo especialmente duro por culpa de los kilómetros acumulados y del aire casi de cara que me entraba por el costado izquierdo, pero mi gran sorpresa fue que creyéndome haber coronado, me dedique en su falsa cima a descansar y comer lo que me restaba de mi último plátano.

A continuación me lancé en su descenso con una sonrisa, pero al ver que este duraba menos que un caramelo en el patio de un colegio me quedé a cuadros. Mi memoria me jugó una mala pasada y no recordé que existía un tercer tramo de ascensión a este 'puerto' e incluso que antes de éste existía un nuevo tramo de ligeras subidas y bajadas.
www.tresplatos.com
Cerro de la Cantera (por Saceda)
Aquí es donde diría que llegó mi momento crítico tanto físico como mental, no paraba de mirar el cuenta kilómetros y conocedor de que mi parada llegaría en torno al kilómetro 123, tampoco dejaba de darle vueltas a la cabecita, no me creía lo que estaba sufriendo incluso llegué a mirar el mapa en diversas ocasiones por si me hubiera equivocado de trayecto. Aún así acabé afrontando esa tercera parte de la ascensión, Cerro de la Cantera, fijándome mini objetivos y dándome ciertos ánimos: "Venga, esta primera rampa que luego suaviza tras la curva", "Ves, ahora hasta esa otra, venga, que ya queda poco", "Mira, otro kilómetro menos para llegar a Huete". Así piano-piano logré superar sus dos últimos kilómetros para nada exentos de dureza, kilómetros al 7,8% y 7,5% de pendiente media respectivamente, alcanzando la cima de este Alto de Trasierra.

[12:47] Vellisca (km. 110,4). Un breve descenso de escasos 2 kilómetros nos deja en esta localidad a cuya salida una señal informativa nos indica la dirección a tomar "Huete 10,5 kms". En mi cabeza ya sólo estaba la idea de llegar de una puñetera vez, pero no, todavía quedaban dos pequeñas trampas que se me hacían más cuesta arriba mentalmente que físicamente.

Tras superarlas un ligero descenso de 5 kilómetros en el que dejé llevarme por completo.
Huete (Cuenca)
[13:28] Huete (km. 123). La llegada me supone un enorme alivio mental, se acaba el terreno desconocido, toca parar a comer, descansar y llegado a este punto sí o sí hay que terminar como sea con este reto personal.

Bien, lo primero que hice fue buscar opciones en donde comer y me recorrí plácidamente el pueblo. Observo un par de pequeñas tiendas de alimentación y un buen número de bares, pero ninguno termina de convencerme, estaban abarrotados pues era la hora del aperitivo. Acabé optando por regresar a las tiendas iniciales y prepararme yo un buen bocata de chorizo, además de coger un par de refrescos. Finalmente me dirigí a la plaza de la hispanidad, creo que se llamaba así, donde me lo tomaría tan tranquilamente mientras observaba jugar a unos chavales al fútbol.

Por cierto, dos cosas: 1) Aunque me imagino que nunca lo leerán, desde aquí gracias a los tenderos por sus ánimos y su amabilidad; 2) Me atrevería a decir que Huete es nuestra única clara vía de escape, pues por él pasa el viejo y prácticamente olvidado tren de media distancia: Madrid - Cuenca - Valencia (¡Ojo! No me refiero al AVE que conste). Os dejo un enlace a la info sobre el transporte de bicicletas en él: Renfe & Bicicletas.

Tras un buen descanso de poco más de una hora, reanudo la marcha. Decido hacerlo tranquilo, ritmo suave de 20-22 km/h, nada de acelerones fijándome un límite de 130 ppm pues la digestión y esfuerzos no creo que se lleven demasiado bien. Además, conocedor de lo que me esperaba gracias también a esta otra reciente ruta: Cuenca - Puerto de Cabrejas - Huete - Carrascosa del Campo - Puerto de Cabrejas - Cuenca, decidí no meter el plato grande en ningún momento y rodar mejor con el pequeño mientras jugaba con los piñones.

Para aquellos que no conozcan la zona desde la salida de Huete da comienzo un terreno en ligera ascensión hasta acabar superando el segundo puerto del día, Puerto de Cabrejas. Los últimos 6 kilómetros son realmente los más difíciles, pero sin llegar a destacar ninguno de ellos ni ninguna rampa.
Mientras los kilómetros pasan se va dejando siempre en el margen derecho los pueblos de Caracenilla, Caracena del Valle, Valdecolmenas de Abajo, Valdecolmenas de Arriba y Villarejo de la Peñuela, ninguno de ellos será atravesado.

[16:13] Puerto de Cabrejas (km. 159,7). Doy por finalizado este puerto al alcanzar la rotonda posterior al paso inferior que cruza la autovía A-40.

Lógicamente llegado a este punto el cuerpo se lleva un alegrón enorme pues lo que resta será prácticamente siempre favorable. Nunca he descendido un puerto más alegremente que en esta ocasión.

[16:51] Cuenca (km. 178,2). ¡Un sueño cumplido! ¡Un reto alcanzado! El primero de los dos marcados para este 2013.

Y en 15 días el segundo, la MadridXtrema (individual 101 kms), por lo que me tocará casi desempolvar a la gordi, ponerla a punto o dejarla lo más fina que sepa y recordar como es esta otra modadilidad. Por suerte teniendo al lado de casa a la Casa de Campo tengo unos 10 días para no dejar sin recorrer un mísero metro de ella.

En total 178,2 kms en 8h 47m (en movimiento 7h 39m) con una velocidad media de 20 km/h (23 km/h en movimiento) y un desnivel positivo acumulado de 2114m.

Por último, IBP = 174 RDB (fiabilidad: B) y aquí os dejo el track:

3 comentarios:

  1. Enhorabuena! Todos los que vivimos fuera de nuestra tierra soñamos con unir nuestra residencia habitual con nuestros orígenes... tú lo has conseguido!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias MotiBiker!!! Un sueño sí, aunque todos los conocidos que se enteraron de mi 'osadía' más bien lo tacharon de locura, pero yo más feliz que ná.

      Eliminar
  2. Enhorabuena por el reto!. Te va a costar bastante volver a la "mtb" después de tanta caña con la flaca. Mucha suerte para la Madrid Xtrema, me han comentado que es muy dura.

    ResponderEliminar