martes, 12 de agosto de 2014

Cuenca - Cerro del Socorro por Vía Crucis - Palomera - Valdecabras - Cerro San Cristóbal - Cuenca

Sagrado Corazón de Jesús - Cerro del Socorro (Cuenca)
Sagrado Corazón de Jesús - Cerro del Socorro (Cuenca)
Ruta circular de MTB que recorre las inmediaciones de la ciudad de Cuenca superando varias de las dificultades montañosas que la rodean: Cerro del Socorro por la complicada y durísima senda del Via Crucis, subida prácticamente hasta Buenache de la Sierra desde Palomera por Los Perejiles, Alto de La Nava y para acabar subida al Cerro de San Cristóbal desde el río Júcar, pero no por la vertiente asfaltada de San Isidro, sino por la también durilla pista de Las Cañadillas.

La ruta en su mayoría circula por amplias pistas, eso sí, en diferentes estados de conservación, por algún que otro tramo de asfalto y la comentada anteriormente senda o camino del Vía Crucis.
[07:37] Cuenca (km. 0)¡Ufff! ¿Cuánto hacía que no salía con la MTB por Cuenca? Pues prácticamente dos años, ahí es ná.


Salgo de casa y me dirijo hacia la bella escapatoria de Cuenca por la Hoz del Huécar. Justo a la altura del cartel de la misma hay que desviarse a la derecha para iniciar la dura subida al Cerro Socorro por la senda del Vía Crucis.

Dicha ascensión arranca con una buena rampa, 300 metros al 9,5%, que nos dejará a la altura del Puente San Pablo y del Parador de Turismo a cuya entrada podremos detenernos y capturar una magnífica estampa de las Casas Colgadas, COL-GA-DAS (nada de colgantes :P), de los allí llamados rascacielos y en parte de la propia hoz, aunque de esta última tendremos mejores vistas más adelante.



Casas Colgadas (Cuenca)
Casas Colgadas (Cuenca)

Vista casco antiguo
A escasos 100 metros del anterior punto empezaremos a circular por una típica pista forestal. Dicha pista acabará estrechándose y convirtiéndose en un amplio camino, camino que nos encontraremos 'enlosado' en diversos tramos como por ejemplo en casi todos los giros bruscos de 180º, pues parte de la ascensión se realiza en zig-zag, o durante las fuertes rampas como la mostrada a continuación.
Vía Crucis - Rampa del 16%
Decir que hay varios puntos en los que es inevitable poner el pie a tierra, como por ejemplo en un pequeño tramo de escaleras o en alguno de los muchos escalones ubicados en los giros de 180º. Además, estos parones provocarán el tener que subir algún tramo a pata pues retomar la marcha resulta prácticamente imposible.

[08:03] Cerro del Socorro (km. 4,1). Los datos de esta ascensión desde la Hoz del Huécar al Sagrado Corazón de Jesús o Cerro del Socorro por el camino del Vía Crucis son: 1,8 kilómetros al 11,6% de pendiente media.

Ahora bien, si me centro en lo que es el propio Vía Crucis, es decir, los últimos 800 metros la pendiente media resultante es del 14,3% con rampas que alcanzan el 23%.
Vista desde Cerro del Socorro
Vista desde Cerro del Socorro
Para nuestra suerte y regocijo una vez nos encontremos allí podremos tomarnos un merecido respiro y disfrutar de las inmejorables vistas de la ciudad.

Bueno, toca seguir con la ruta. Continúo por el asfalto por lo que habría sido y es la ascensión oficial de esta C.I.M.A., ahora bien, nada más llegar a la primera curva de herradura a izquierdas, punto en el que además comenzaría el fuerte descenso, abandono el asfalto continuando recto y paso a circular por un terreno totalmente diferente.

De nuevo el terreno vuelve a ser desfavorable, aunque esta vez más suave que lo superado hasta ahora. Por contra el firme digamos que no se encuentra compacto, numerosas piedras sueltas, otras más grandes que sobresalen del suelo así como raíces y otra serie de obstáculos que dificultan y endurecen la marcha haciéndome buscar continuamente la mejor trazada y en muchas ocasiones teniendo que ir de lado a lado.
Según avanzo el firme mejora y la inclinación se suaviza hasta alcanzar en primer lugar el Cerro del Covachón y posteriormente de la Pila. Escasos metros después del segundo aparece a mano izquierda una pista que desciende, pues bien, me desvío por ella hasta llegar al pueblo de Palomera pues de haber continuado recto me habría dirigido hacia la zona de Los Palancares.

Palomera Fuente
Palomera - Fuente
[08:37] Palomera (km. 13,8). El paso por sus calles me lleva a la plaza del ayuntamiento en donde se encuentra la fuente mostrada a la izquierda.

En estos momentos voy con el camelback lleno así que apenas me detengo para mojarme las manos, refrescarme la nuca y llevarme algo de fruta a la boca.

Bien, nada más abandonar el pueblo se coge de nuevo una pista la cual empieza a picar hacia arriba hasta alcanzar un cruce fácilmente identificable en la zona conocida como Los Perejiles. Se trata pues de un tramo de 4 kilómetros al 4 % de pendiente media donde el firme es bueno y se puede rodar cómodamente.

Nota: En caso de girar a la izquierda en el cruce de Los Perejiles se iría hacia el Hotel Cueva del Fraile, tramo que juraría que nunca he recorrido así que habrá que remediarlo en el futuro.
Una vez alcanzado dicho cruce comienza una zona totalmente rompepiernas, duros repechos seguidos de pronunciados descensos que para nuestra desgracia en un par de ocasiones finalizan en una curva cerrada con bastante arena suelta lo que hace que perdamos toda velocidad que hubiéramos podido ganar para enfrentarnos a la siguiente rampa.

Este terreno finalizará al llegar al cruce con la carretera de Buenache de la Sierra, cruce que ha de tomarse a la izquierda para descender suavemente en búsqueda del GR-66.
Cruce carretera Buenache de la Sierra
El tramo que discurre por el GR-66 se hace buena parte en descenso, pero para nuestro pesar la pista vuelve a encontrarse rota y pedregosa con múltiples obstáculos que impiden lanzarnos con ganas o incluso el dejarnos caer simplemente.

Una vez inmerso en lo que sería el fondo se habrán de afrontar unos 4,1 kilómetros de suave terreno ascendente para terminar a continuación de superar unos 3,1 kilómetros al 5,2% de pendiente media con alguna rampa por encima de los dos dígitos, pero donde se rueda con facilidad.
GR-66
Coronado el Alto o Collado de La Nava da lugar el descenso hasta la localidad de Valdecabras, ahora sí puedo dejarme caer con mayor tranquilidad lo que facilita la distracción y admiración del paisaje junto a alguna que otra breve parada para retratarlo.
Valdecabras (Cuenca)
Valdecabras (Cuenca)
[10:14] Valdecabras (km. 39,3). El paso por sus calles me conduce de igual modo que en Palomera a la plaza en donde se localiza una pequeña fuente. En esta ocasión sí la iba a aprovechar para recoger algo de agua y refrescarme la cabeza por completo.

Además, al cobijo de la sombra allí presente me detuve unos minutos para también reponer algo de fuerzas.

A continuación da comienzo un largo tramo descendente por la carretera CM-2104 en el que será más que probable encontrarnos con otros ciclistas, pero en sentido contrario, ascendiendo hacia la Ciudad Encantada.
Al no ser un descenso pronunciado tocará dar pedales hasta prácticamente alcanzar el conocido Puente de Valdecabras. No deberemos sobrepasarlo, sino justo a su entrada tomar el desvío que sigue de frente según nuestra trayectoria, yendo a continuación en paralelo al río Júcar el cual se encontrará a nuestro margen derecho.
Río Júcar
Río Júcar (Cuenca)
Poco antes de llegar a la fuente de Martín Alaja y de iniciarse la subida por asfalto a la Ermita de San Isidro, existe a mano izquierda una pista cuyo aspecto no es muy atractivo, pero que nos llevará hasta la cumbre de este otro cerro conquense, Cerro de San Cristóbal.

Pasada la mitad de su ascensión decido detenerme y concederme un nuevo y breve descanso. El calor apretaba con ganas, mis piernas empezaban a dar muestras de debilidad y para colmo el terreno no permitía rodar con facilidad. Pedregoso es poco en su primera parte, amén de las roderas o surcos generados por el agua, para en la segunda mitad encontrarme un terreno en el que tenía toda la pinta de haber estado trabajando maquinaria pesada por lo que la pista era anchísima, pero no había ni un metro con el firme compacto y estaba todo revuelto.
Vista de la Hoz del Júcar desde el Cerro San Cristóbal (Cuenca)
[11:17] Cerro San Cristóbal (km. 55,7). Realmente la subida finaliza unos 800 metros antes de llegar a donde se encuentra el repetidor de la ciudad de Cuenca, metros que aprovecho para recuperar el aliento, beber y comer algo de plátano pues empezaba a notar algún calambre en las piernas.

Los datos de esta subida por esta vertiente de Las Cañadillas y de acuerdo a mi GPS son de 3,5 kilómetros al 6,7% de pendiente media con rampas que llegan al 13%.

Bien, las vistas de la ciudad, del Cerro Socorro y de ambas hoces, Júcar y Huécar, son espectaculares, 100% recomendables para cualquier visitante.
Cuenca y Sagrado Corazón de Jesús desde Cerro San Cristóbal
Vista de Cuenca y del Cerro Socorro desde el Cerro San Cristóbal (Cuenca)
Si os fijáis en la fotografía anterior, observaréis en la parte inferior una edificación digamos rectangular, justo tras un aparcamiento que realmente se encuentra al otro lado de la hoz pues es el aparcamiento de la zona conocida como El Castillo, pues bien, ese es el Parador de Cuenca desde donde se observa que sale una pista que es por la que anduve al principio de la ruta. Y si os fijáis arriba a la izquierda, se encuentra el Sagrado Corazón de Jesús, punto final de la primera subida del día. Esto os puede dar una ligera idea de como son esos 1,8 kilómetros de ascensión.

Y aquí os dejo otra fotografía en la que se puede observar el tramo final del camino del Vía Crucis justo cuando alcanza al Sagrado Corazón de Jesús.
Sagrado Corazón de Jesús desde Cerro San Cristóbal
Sagrado Corazón de Jesús desde el Cerro San Cristóbal (Cuenca)
[11:41] Cuenca (km. 62,7). Esta última parte lógicamente se hace en descenso pasando por el aparcamiento antes comentado, la zona de El Castillo, calle de San Pedro, Catedral / Plaza Mayor, curvas de la audiencia y calle palafox hasta llegar al puente de la Trinidad, momento a partir del cual toca callejear para regresar a casa.

Llego a casa con buenas sensaciones aunque noto que había olvidado la dureza del MTB. Con la flaca he ganado mucho fondo, pero he perdido fuerza en las piernas, fuerza que en algunos puntos con la gordi es fundamental sobre todo en las subidas técnicas. Y bueno, de técnica en general mejor ni hablamos, ufff, tengo que mejorarla con creces, sobre todo en descensos donde ante la menor dificultad bajo prácticamente detenido, quizás también porque últimamente no confío mucho en mis frenos, su  tacto no me da un buen 'feeling', sobre todo el trasero y eso que estas últimas semanas he andado poniéndola a punto.

En total 62,7 kms en 3h 46m (tiempo total 4h 4m) con una velocidad media de 16,6 km/h (total 15,4 km/h) y un desnivel positivo acumulado de 1312 metros.


Por último, IBP = 89 MTB (fiabilidad: B) y aquí os dejo el track:

11 comentarios:

  1. ¡¡¡Rutaza!!! Se me han cansado las piernas con tanto repechón. ¡Qué bonita es Cuenca! A ver si un día nos montas una ruta, pero con la flaca, que yo ahora estoy muy torpe con la gorda. A ver si la retomo y consigo mantenerme sin caerme. Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ei 'globeraza' jajajajaja Pues tengo una pedazo de ruta pendiente con flaca y saliendo desde Cuenca que ni te imaginas, aunque primero quiero comprobar el estado de una pista asfaltada para ver si es mejor subirla o bajarla. A ver si me da tiempo prepararla para Septiembre o primeros de Octubre y os aviso por si os animáis.

      PD: Espero con ansia leer sobre tu más que segura medalla de oro en la perico ;)

      Eliminar
    2. Encantados... Ya sabes que nos apuntamos a un bombardeo. ¡¡¡Ya tengo ganas de explorar tu zona!!!
      La Perico es una gozada, nos hemos acordado muuuchoooo de ti y de David. Es de esas marchas que deberían ser obligatorias. Eso sí, hay que estar en forma porque es durilla... en breve más. Besotes

      Eliminar
  2. HOLAAA. Me llamo Davd y soy un BeTeTero de Cuenca. Pensaba que nadie escribia sobre cuenca¡¡¡¡¡¡¡jaja.......hasta ahora. Para cualquier próxima ruta por aquí puedes contar conmigo.
    Por cierto, menudo blog que te has montaooo¡¡¡¡¡Así da gusto.........
    Saludooss
    (wikiloc: mtbdavid2)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola David, pues ya ves que siempre hay un colgado para todo jejejeje. Por culpa de buscar rutas de montaña por Cuenca y no encontrar nada, decidí crearlo y con el paso del tiempo... aquí sigo publicando mis pinitos en este mundo.

      Yo a tí ya te tenía fichado por el wikiloc por alguna de tus rutas así que será un placer rodar junto a tí algún día. Prometo avisarte cuando vaya por allí algún finde ¿Le das sólo a la de montaña, verdad?

      Un saludo!

      Eliminar
  3. Buenas Joserra,

    Ayer me acordé de tu última entrada en el blog porque yo también llevaba bastante tiempo dándole a la flaca y al reencontrarme con la btt justo noté las mismas sensaciones que describías: falta de fuerza en las piernas y la sensación de haber perdido la ya poca técnica que tenía...

    Por cierto, desde que vivo en Madrid no tengo grupito para salir y por lo que he leído coincidimos en gustos ruteros así que si algún día te apetece compartir pedaladas me avisas y probamos sin compromiso ;) Te dejo mi mail de hotmail que es el que más reviso: juanc.navarro@hotmail.com.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juan Carlos, eso está hecho! Ya ves que yo tampoco tengo grupetta, de hecho la mayoría de las veces salgo solo.

      Luego te envío un mail y así nos mantenemos en contacto.

      Gracias!

      Un saludo!

      Eliminar
  4. Ya veo que te estas poniendo fuerte para hacer la Talajara 125. Seguro será un paseo para ti. En cuanto a la MTB o la Flaca, esta claro que tu disfrutas mucho más con la de carretera, o eso al menos me parece a mi.

    Un saludo. David

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues... todavía no me he apuntado y estoy dudando de si quedarme en la de 80kms jajajajaja Tengo sensaciones contrarias cada día que salgo a 'entrenar'.

      Y a lo segundo sí, sin duda, mira que me gusta la MTB también, pero la flaca tiene algo especial.

      Eliminar
  5. Rutaca, no la pude comentar antes. Tiene pinta de bastante durilla, de ponerte las piernas bien duras. No sé qué tal la hubiera aguantado yo, jejeje.

    Un saludo.

    ResponderEliminar