martes, 6 de diciembre de 2011

Aluche - Villaviciosa de Odón - Móstoles - Monte de Batres - Villaviciosa de Odón - Aluche

06/12 Día de la constitución, para celebrarlo decido atacar mi único intento fallido del 2011, la ruta del pasado 26 de Noviembre, en dicho día no me iban las piernas, apenas era capaz de meter el plato grande y eso que no había recorrido aún ni 10 míseros kilómetros así que poco después de Venta La Rubia y antes de la M-50 decidí regresar a casa. Al final resulto que estaba malito, me tiré todo el fin de semana y principio de la misma encerrado en casa con fiebre, 38º y picos de 39º, una lástima.
 
[08:30] Aluche. Arranco la jornada y como siempre que lo hago desde mi barrio cojo el carril bici o anillo ciclista, en esta ocasión para subir a la Casa de Campo accediendo a esta por el puente que cruza la A-5. De ahí a Colonia Jardín en donde engancho la pista que me llevará hasta Villaviciosa de Odón.
 
Esta primera pista ya la conocéis, paso inferior de la M-40, Venta La Rubia, nuevo paso inferior esta vez de la M-50 y llegada al primer punto de la jornada, Villaviciosa de Odón.
 
[09:21] Villaviciosa de Odón. Como siempre que llego a este municipio lo hago subiendo la corta, pero intensa rampa que da acceso justo entre el Castillo y la Fuente de los Tres Caños, a partir de este momento me dispongo a recorrer sus calles en dirección a la M-506. Mientras lo hago se cumple la primera hora del día con una velocidad media de 20 km/h, no voy nada mal.
 
Bien, en la rotonda que da acceso a la M-506 me olvido de ella y sigo como si fuera recto, a continuación giro en cuanto puedo a la derecha para recorrer un pequeño polígono, por dar alguna indicación más justo a su entrada hay una gasolinera CEPSA, creo, pues bien, sigo todo recto y al final de la calle un nuevo giro esta vez hacia la izquierda para acabar cogiendo la pista que me llevará hasta el Parque Municipal de El Soto.
 
[09:41] Móstoles. Como ya he comentado llego por el parque de El Soto y en lugar de seguir por la pista en dirección a Navalcarnero, ya haré mi regreso por ella, recorro las calles de Móstoles aunque no de la forma que traía planificada desde casa, es lo que tiene no conocer de antemano que caminos están cortados ya sea por obras o por cualquier otro motivo, así que toca una breve parada para buscar una alternativa en el GPS y poder continuar dando pedales.
 
Bien, la alternativa básicamente consistió en recorrer las avenidas de los Deportes y de Portugal hasta justo dejar en el margen izquierdo, intuyo, un aparcamiento o cocheras de autobuses interurbanos desde el cual y un poco más adelante sale una pista también a mano izquierda que nos llevará hasta el polígono industrial que se observa fácilmente desde la propia avenida.
 
A la llegada a dicho polígono cometí un pequeño error, abandoné la pista que lo hubiera rodeado por su parte izquierda según el sentido de la marcha y me dispuse a recorrerlo por el asfalto, un error que me acabaría llevando hasta una rotonda sin salida aparente, gracias a Dios ví una rampeja que da a un altillo desde el cual pude observar una senda que enlazaba con la pista deseada. Al mismo tiempo aproveché la parada para meter algo al cuerpo, un plátano.
 
Una vez me reenganché a la pista planificada, Camino de los Leñeros, continué por ella sin abandonarla, pasando por el tanatorio de Móstoles hasta justo cruzar uno de los muchos puentes que atraviesan a la autovía R-5, momento en el cual giré inmediatamente a la derecha para enlazar con una nueva pista que en su parte inicial va paralela a dicha radial, más adelante paralela a la AP-41 y que acabará desembocando en la M-413. Cabe decir que todo este trayecto es un contínuo sube y baja.

Se cumple la segunda hora desde que salí de casa, la media obtenida durante esta última hora ha sido de 17,4 km/h.
 
[10:37] Moraleja de Enmedio. Bueno, lo dejo aquí reflejado como una indicación más ya que no llegué ni a entrar en el pueblo. Así pues, una vez se alcanza el cartel de entrada a esta localidad y apenas transcurridos unos metros hay que tomar la pista que sale a mano derecha, se trata de un giro de casi 180º cuyo objetivo es el de coger una pista temporal que nos servirá para evitar a través de un paso inferior la M-410 y seguidamente superar la AP-41 por un paso elevado.

Al igual que en la anterior ocasión en cuanto se termina de cruzar el puente se debe girar a la derecha, iniciándose un rápido y brevísimo descenso que desemboca en la pista definitiva para llegar a Monte de Batres.
 
[10:57] Monte de Batres. Lo rodeo en sentido de las agujas del reloj, se puede hacer tanto por asfalto como por la pista que sigue paralela a la carretera, vosotros elegís, yo por continuar con el ritmo que traía decidí seguir por la pista y ya a estas alturas que más da
un poco más de barrillo.
 
Poco después de la entrada y justo antes de iniciar el descenso decido parar a echar un vistazo, comer unos pocos frutos secos tranquilamente y desconectar por unos instantes del mundo, aunque esto último me fue imposible debido a la cantidad de ciclistas que subían, de hecho llegué hasta pensar que había algún evento deportivo.

Transcurridos unos 7 minutos me lanzo hacia abajo, un descenso de unos 2,5 kilómetros bastante sencillo, nada técnico y el cual podéis identificar a simple vista en el perfil de la ruta. Bien, justo al acabarlo estaremos a escaso kilómetro y algo de entrar en la provincia de Toledo, pero es hora de emprender la vuelta (uhm un temita el ir desde casa hasta la ciudad de Toledo, ¿verdad? Pues es algo que tengo pendiente de hacer con un buen amigo y compañero del trabajo).

Vovliendo a la ruta, según se acaba el descenso me uno a la carretera M-404, carretera de Navalcarnero a Griñón, pero según salgo veo una gasolinera así que creo que es un buen momento para tomarse algo fresquito y con azúcar, vamos, una coca-cola.

Escasos minutos después reanudo la marcha, salgo en dirección a Navalcarnero y sin tiempo a rodar alegremente por el asfalto, en torno a unos 500 metros de la gasolinera, un nuevo giro a mano derecha me depara una nueva pista por la que circularé en pararelo al río Guadarrama y en su parte inicial a El Soto del Encinar.

Se cumple la 3ª hora dándole a los pedales, en ella me sale una velocidad media de 16 km/h, se hacen notar las diferentes paradas realizadas.
 
Continúo todo recto por la pista durante 9,2 kms hasta llegar a la altura de la autovía A-5, previamente he pasado también por debajo de la R-5, el cruce con la autovía se hace sin ninguna dificultad por su parte inferior, incluso está asfaltado. A continuación 1,8 kms más hasta llegar al Puente de Hierro (11:55) a partir del cual se coge la pista que nos dejará en el ya visitado Parque de El Soto y de ahí en adelante se trata de regresar sobre nuestras pisadas, por cierto, no se me ocurrió otra cosa que darle cera durante toda esa pista y claro, llegué a Villaviciosa casi sin fuerzas.
 
[12:30] Villaviciosa de Odón. Justo a su entrada cumplo la 4ª hora sobre la bici, esta me sale a una media de 17,4 km/h nuevamente. Como decía, llego hecho unos zorros y tanto la subida al Castillo como la posterior a la salida del pueblo y tras la bajada inicial, se me hacen un mundo, por suerte, no me cebo, subo piñones y con paciencia las supero mal que mal.
 
[13:32] ¡¡¡META!!! Escasos 3 minutos después de haberse cumplido la quinta hora a 17 km/h llego a casa con la enorme satisfacción por la ruta completada, puedo decir que he tenido mi revancha personal con ella.

En definitiva, 5h 3m (4h 37m en movimiento) para unos  88,2 kms, lo de da una media aproximada de 17,5 km/h.

Por último, IBP = 82 BC y como siempre el track de la ruta:



 

0 comentarios:

Publicar un comentario